Descripción

Científicamente llamada Citrus bergamia, la pera del bey es aproximadamente del tamaño de una naranja normal, pero con un color más amarillo, parecido al limón y con una leve forma de pera. El nombre proviene de “Bergamum”, una ciudad en Lombardía, Italia, donde la fruta se produce en gran medida. Francia y Turquía también la usan para hacer aceite esencial y mermelada. El jugo es más amargo que la toronja, pero más dulce que los limones, y a veces se le llama “limón dulce”. El aceite de pera del bey es uno de los aceites cítricos más adorados del mundo. El aceite esencial de pera del bey es un aceite esencial prensado en frío producido por las células dentro de la cáscara de un fruto de pera del bey. Es un sabor común y de primera nota en perfumes. El aroma del aceite esencial de pera del bey es similar a un aceite de cáscara de naranja dulce, claro con una nota floral. Su aroma vivificante de cítricos es conocido en aromaterapia para ayudar a despejar la mente.

Historia

De acuerdo con el antiguo sistema de sanación de Ayurveda, el aceite esencial de pera del bey ayuda a reducir la lentitud, la complacencia y la melancolía. Sus cualidades que elevan el estado de ánimo, impulsan la un aumento y un brillo en la energía. La pera del bey fue la base del “agua de colonia” francesa original. Aún se usa en muchos perfumes modernos para arreglar el bouquet aromático y para agregar una nota de frescura a la fragancia. En el siglo XVIII, la corteza de pera del bey fue moldeada y secada en cajas detalladamente decoradas, que estaban muy bien valoradas entre la aristocracia francesa.

Propiedades

La pera del bey es un limpiador natural, por lo que agregarla a cualquier fórmula para el cuidado de la piel ayuda a eliminar las impurezas: no hay necesidad de conservadores químicos potencialmente peligrosos. Además, es excelente para aquellos con piel grasosa, ya que ayuda a destapar los poros. La pera del bey tiene una propiedad adicional de ayudar a equilibrar la piel grasosa. La pera del bey se combina fácilmente con otros aceites esenciales, lo que la convierte en una opción lógica en las fórmulas naturales para el cuidado de la piel, especialmente por su aroma refrescante.