Descripción

Originalmente elaborado en Sri Lanka, Myanmar e India, el aceite esencial de canela se obtiene de la corteza de los árboles que pertenecen a la especie Cinnamomun, que comprende más de 250 árboles aromáticos de hoja perenne. Teniendo un sabor a dulce-picante, el aceite esencial de canela se hace por destilación con vapor de agua de la corteza de la canela.

Historia

Caro y raro, el aceite de canela se exportó desde Sri Lanka, el único proveedor importante de aceite de corteza de canela, durante 1983 y 1992 en cantidades bastante pequeñas. Hoy en día, Europa occidental, especialmente Francia, es el principal importador, seguido por los Estados Unidos.

Propiedades

Es un antibírico, antiviral, antimicótico y antiparasitario conocido, el aceite de canela es benéfico para el fomento y subsecuente mantenimiento de un estado general de salud del cuerpo. Se usa con éxito en sesiones de aromaterapia y fitoterapia, en cremas, lociones o jabones naturales, reduce el estrés, equilibra el sistema nervioso y combate los estados depresivos o de ansiedad, relajando y tranquilizando el cuerpo y la mente, también ayuda a combatir el agotamiento nervioso y regula el sueño. Recomendado para todas las personas con infecciones virales respiratorias, bronquitis, enterocolitis, disentería, intoxicación alimentaria, cistitis o vaginitis, el aceite esencial de canela es un complemento natural al alcance de cualquier persona. También es un poderoso antioxidante, que inhibe el exceso de apetito a través de su simple presencia olfativa y ayuda, cuando se le toma por vía oral, a la rápida quema de grasas en el cuerpo.
Es un un afrodisíaco excepcional, se recomienda el aceite esencial de canela cuando persisten las condiciones de astenia, impotencia o frigidez sexual, pero también cuando simplemente se intenta mejorar el desempeño actual. Se le usa externamente en masajes, solo o en combinación con otros aceites preciosos, el aceite de canela también se recomienda cuando se trata de dolores crónicos de espalda o reumáticos. Actúa rápidamente en los lugares con dolencia y alivia los síntomas, generando un estado de bienestar general, tanto en el cuerpo como en el alma.
Ideal para tratamientos cosméticos o rituales de cuidado personal y de belleza, el aceite de canela ayuda a estimular la circulación sanguínea y el drenaje linfático. Tener la propiedad de ser absorbida extremadamente rápido en la piel, garantiza un efecto tónico, tanto en la piel como en los músculos y en todo el cuerpo, combinando la función como refuerzo natural con la de un tratamiento cosmético puro.