Descripción

El aceite de palma es un aceite vegetal comestible alto en grasas saturadas y libre de grasas trans. La palma aceitera (Elaeis guineensis) es originaria de África occidental y se importó al sudeste asiático a mediados del siglo XIX. La palma aceitera florece en los trópicos húmedos y produce un alto rendimiento cuando se cultiva 10 grados al norte y al sur del ecuador. La fruta de la palma se desarrolla en manojos densos que pesan 10 kilogramos o más y contienen más de mil frutas individuales de tamaño similar a una pequeña ciruela de la cual el árbol produce 2 tipos de aceite. El aceite de palma se obtiene de la pulpa de la fruta y el aceite de palmiste se produce extrayendo el aceite de la semilla interna. Cada palma de aceite necesita de aproximadamente 3 m de diámetro alrededor de la base de cada árbol para permitir el crecimiento completo. La palma aceitera es un cultivo altamente productivo que es capaz de producir más aceite de menos terreno que cualquier otro aceite vegetal existente. Una palma aceitera producirá frutos continuos hasta por 30 años, considerando el cultivo como de alto rendimiento y sostenible. El aceite de palma se usa en alrededor del 50% de los productos que los consumidores compran y usan a diario. El aceite de palma y sus derivados, también conocidos como fracciones del aceite, se usan en la fabricación de alimentos preenvasados, cosméticos, productos de limpieza, cuidado del cabello, jabones y artículos para el cuidado personal. El aceite de palma sostenible es una respuesta a las acusaciones de los últimos años de que su uso está perjudicando a las personas o al medio ambiente. Para lograr esto, las empresas de aceite de palma han adoptado políticas en los últimos años que prometen que no habrá deforestación, ni desarrollo de turba ni explotación.

Historia

El aceite de palma se originó en África occidental, donde la evidencia de su uso como cultivo de alimentos básicos se remonta a hace 5000 años. Incluso hay evidencia en las tumbas egipcias de personas que fueron enterradas con barriles de aceite de palma, lo que refleja el alto valor social que se atribuía al producto. Por lo tanto, el aceite de palma puede ser considerado una de las primeras materias primas en ser comercializada.

Propiedades

El aceite de palma es rico en antioxidantes, como la vitamina A y sus altas concentraciones de vitamina E protegen las células de la piel y mejoran la salud en general. El rico contenido de nutrientes en el aceite de palma roja lo hace ideal para el cabello y la piel. El aceite de palma rojo orgánico contiene antibacteriales naturales que combaten a las bacterias del acné.
El uso de aceite de palma rojo en la piel puede ayudar a mantener la piel hidratada y clara. La sequedad puede causar que la piel se vuelva irritable y sensible, lo que puede provocar acné. El aceite de palma roja es benéfico si tiene una cortadura o rasguño en la piel, ya que el aceite matará a los gérmenes. Este aceite antibacterial también es bueno para el cabello y el cuero cabelludo porque puede prevenir el acné del cuero cabelludo y el cuero cabelludo seco. El aceite de palma roja es rico en nutrientes vitales. Estas vitaminas son esenciales para un cabello y piel saludables. Las vitaminas A y E neutralizan y combaten a los radicales libres, ayudando a proteger y preservar las células, lo que da como resultado un cabello y una piel más saludables.